Categories

Most Popular

La reforma del hogar paso a paso

La reforma del hogar paso a paso

Guía para la reforma del hogar

¿Está planeando una reforma de tu casa y no sabes por dónde empezar? ¿Tu nuevo piso necesita algunos retoques? ¿O estás harto del interior en el que vives y te apetece hacer una metamorfosis? Antes de comprar los materiales de construcción y contratar a los profesionales, ten en cuenta algunas cosas.

Para muchos, las reformas integrales se asocian con un desastre: un terrible desorden, montañas de basura, nervios destrozados e inversión financiera.

¡Lo entendemos perfectamente! No vamos a decir que no es un juego de niños, pero incluso la remodelación más difícil y que más trabajo requiere acabará trayendo alegría y satisfacción.

Por eso nosotros, en Grupo NOVOHOGAR, hemos preparado una guía, un plan paso a paso, seguirlo te permitirá reducir el estrés de la reforma al mínimo.


Decidir: ¿metamorfosis o reforma?

En primer lugar, debes considerar qué alcance de las obras es realmente necesario en tu casa:

  • metamorfosis (ligeros cambios «cosméticos», nuevos colores en las paredes, tejidos, compra y/o reforma y reordenación de los muebles)
  • una reforma (integral, con demolición de paredes, traslado de instalaciones, cambio de suelos, etc).

Sabemos por experiencia que casi todas las renovaciones planificadas como «pequeñas» acaban siendo «casi grandes». Porque si ya es un lío, si movimos una pared, tal vez valga la pena cambiar el radiador que está bajo la ventana, y si es un radiador, tal vez debamos finalmente cambiar la ventana… y así sucesivamente.

Por lo tanto, a la hora de iniciar una «revolución», conviene crear un plan de acción y establecer prioridades.

Los cambios introducidos de forma global y bien pensada producen un efecto mucho mejor, tanto en términos de estética como de economía. Nos gustan las acciones espontáneas, pero no te animamos a hacer renovaciones graduales que se prolonguen durante muchos años (una bañera este año, un lavabo el siguiente). La regla general es: hazlo bien una vez.

metamorfosis o reforma


Metamorfosis interior: ¿Qué es?

Hay interiores que no necesitan costosos cambios y revoluciones para conseguir un efecto estético completamente nuevo y refrescante. En el caso de este tipo de obras, encaja muy bien una de nuestras palabras favoritas: «metamorfosis«.

A veces, queriendo cambios, gastamos dinero en varias nimiedades, pero el resultado final sigue siendo insatisfactorio. Es un callejón sin salida: comprar los llamados «trastos», baratijas, accesorios. Es mejor abstenerse de hacerlo y realizar uno de los siguientes trabajos:

  • Cambiar el color de las paredes y/o de los muebles

La forma más popular de cambiar un interior es repintar las paredes de otro color. Se trata de una solución sencilla y económica, que puede aplicarse con éxito incluso en uno o dos días. Recuerda que las paredes también se pueden «resucitar» de otra manera, por ejemplo, con papel pintado, papel fotográfico, yeso estructural, hormigón arquitectónico o dibujos/pinturas en la pared.

  • Nuevas puertas interiores

Mientras que la sustitución de los suelos suele suponer muchas molestias, ya que requiere la retirada de los muebles y todo tipo de trabajo sucio, las puertas interiores pueden instalarse rápidamente y sin mucho desorden. Los nuevos no tienen por qué ser caros, pero sí tienen que coincidir estéticamente con el aspecto general.

  • Centrarse en detalles aparentemente triviales

Hay que prestar atención a los elementos que dan forma al interior terminado. Por ejemplo, los zócalos o las manillas de las puertas. Incluso un cambio discreto, como un nuevo zócalo, puede dar un nuevo aspecto a una habitación.

Centrarse en detalles aparentemente trivialesLa revolución textil

En los últimos años, la decoración textil se ha convertido en una forma popular de actualizar un interior. Unas cortinas nuevas, una alfombra, unos cojines originales o unas colchas refrescarán la habitación y harán las delicias de tu hogar y de tus invitados. Para evitar una cacofonía de colores, piensa definitivamente en qué colores, patrones y texturas se introducirán y combinarán. Si la tapicería de tus muebles es multicolor, es mejor elegir otras telas de un color sólido.

  • El arte de la decoración

Los adornos de diversa índole, como jarrones, marcos de fotos, velas o esculturas, también son una buena manera de cambiar el aura de tus cuatro paredes. Los espejos, los relojes de pared e incluso los mapas y las fotos de viajes también añadirán un interesante efecto estilístico. Los papeles pintados fotográficos no sólo no pasan de moda, sino que, por el contrario, un motivo bien seleccionado «llenará» perfectamente el interior.

El arte de la decoraciónNo demasiado

Sin embargo, debes recordar los límites y la coherencia estética. Si tienes una colección de accesorios, por ejemplo, del anterior interior, que no encajan realmente en el nuevo, a menudo es mejor esconderlos en un armario o ponerlos a la venta en Internet.


¿Reforma: ¿en qué consiste?

Cuando se necesitan cambios más globales, comienza la reforma. Al oír esta palabra, normalmente el corazón empieza a latir más rápido y, a veces, los párpados se mueven nerviosamente. Pero relájate, cualquier inconveniente vale la pena por el efecto futuro.

Sin embargo, las obras de reforma son mucho más caras que una metamorfosis. También llevan más tiempo pero, al fin y al cabo, obtendrás una casa completamente renovada, un interior completamente nuevo.

Reforma integral ¿en qué consiste?

  • Inspiraciones, necesidades, disposición funcional, moodboards… es decir, primero hay que decidir en qué dirección estética se quiere ir, y luego hay que hacer un proyecto de disposición funcional en el que se tengan en cuenta tus necesidades y sueños. En el caso de las habitaciones en las que se va a trabajar, es necesario realizar dibujos técnicos detallados, elegir nuevos colores para las paredes, los muebles y los accesorios
  • Estimación de costes: se trata de una tabla con todos los elementos de equipamiento, materiales y partidas que aparecerán para realizar la reforma. Al principio, basta con sumar las cantidades estimadas para cada elemento, lo que le dará una idea general de cuánto dinero necesitará para todo el proyecto. Es bueno añadir al final una partida de «20% para gastos imprevistos», ya que siempre hay bastantes en todas las obras Gracias a la estimación de costes, podrás controlar tus gastos de forma continua.
  • Elección y selección de materiales: la elección correcta de los materiales (por ejemplo, revestimientos de paredes y suelos) es crucial para conseguir la máxima estética y comodidad en la habitación.
  • Diseño de los trabajos de carpintería. Si tienes previsto recurrir a un carpintero, será necesario planificar los muebles a medida ya en la fase de diseño funcional. Los diseños detallados de estos muebles pueden hacerse «un tiempo» después.
  • Considera cuál es la mejor ubicación de las lámparas/puntos de luz: para eso está el diseño de la distribución funcional. Gracias a ella, tenemos la posibilidad de planificar una lámpara directamente encima de la mesa.ubicación de las lámparas/puntos de luz
  • ¿Dónde van a estar los enchufes? Y cuántos habrá para que todo pueda conectarse sin sobrecargar la red. Este rompecabezas se resolverá cuando planifiques la disposición de los electrodomésticos (ésta es también la fase de diseño funcional). Merece la pena llamar a profesionales para que diseñen correctamente el cableado de todas las habitaciones.
  • Por último, los elementos decorativos. Es decir, los cuadros, los cojines, los jarrones, etc., vale la pena elegirlos al final, es más fácil elegir un elemento concreto viendo el interior en su fase final.

Qué es una reforma integral

  • Suele tratarse de una remodelación completa de un piso, con la posible eliminación de tabiques antiguos o la adición de otros nuevos, y la eliminación, adición o reconstrucción de las entradas a las habitaciones.
  • Colocación de tuberías nuevas o sustitución completa de las mismas, cableado eléctrico y componentes de suministro de calefacción.
  • Sustitución total o parcial de los accesorios.
  • Sustitución total o parcial de ventanas y puertas.
  • Enyesado, pintura, empapelado.
  • Instalación de muebles empotrados.
  • Colocar / colgar accesorios, iluminación, que es la disposición final del interior, etc.

Sin duda, si planificas la reforma con antelación, te ahorrarás tiempo, estrés y costes innecesarios. Y eso es todo, pero por supuesto, ni siquiera la aplicación de todos los puntos de la lista te protegerá de las dificultades y los problemas inesperados.

La mayoría de ellos sólo aparecerán durante el trabajo y no podrás preverlos. En tal situación, el apoyo de un reformador experimentado será útil, ya que ayudará a resolver los problemas que surjan de manera continua y te proporcionará conocimientos para poder resolverlos satisfactoriamente.

4.7/5 - (16 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    dos × 1 =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies