Categories

Most Popular

Ecografía: un examen fundamental en el deporte

Ecografía: un examen fundamental en el deporte
- ⌛ Necesitas 3 minutos de lectura -

Lesión muscular: ¿Qué hacer?

Cuando hablamos de ultrasonidos, la mayoría de las veces es porque se espera un acontecimiento feliz. Pero, lejos de limitarse a los análisis prenatales, la ecografía es un activo importante para todos los médicos, incluido en la medicina deportiva.

VINNO, empresa especializada en la venta de ecógrafos nos informa sobre las aplicaciones de esta técnica de diagnóstico en la medicina deportiva.

El músculo puede sufrir daños más o menos graves que pueden comprometer una actividad física y deportiva. Estos daños están generalmente ligados a la práctica de un esfuerzo físico inadecuado: calentamiento insuficiente, esfuerzo demasiado largo o demasiado violento, golpe directo, fatiga, alimentación desequilibrada en función del esfuerzo, práctica de un deporte a pesar del dolor persistente, etc.

Un buen diagnóstico y una atención adecuada son necesarios para evitar que las lesiones musculares se produzcan, que perduren e incluso se agraven.


¿Qué es una ecografía?

La ecografía permite «ver» el interior del cuerpo, y especialmente las estructuras blandas (músculos, tendones) de forma similar a los rayos X utilizados en la radiografía para las estructuras de los huesos. Pero la ecografía es muy diferente: utiliza ultrasonidos.

Por lo tanto, la ecografía es un examen completamente seguro (se utiliza durante el embarazo). No tiene contraindicaciones, ni riesgo de alergia (a menos que se utilice un producto adicional como el gel), no requiere anestesia ni hospitalización (salvo en casos especiales).

Para «visualizar» el interior del cuerpo, y por tanto la lesión, el especialista encargado del examen se ayudará del sistema de visualización que procesará la información para dar el diagnóstico.

Las ondas de ultrasonido inciden en los distintos tejidos que se devuelven a la sonda, que es a la vez transmisora y receptora. Estos resultados de la ecográfica se denominan «ecos«, lo que da nombre al examen. La máquina analiza estas reverberaciones y devuelve una imagen que el médico puede interpretar para dar el diagnóstico.

 

¿Qué es una ecografía?


¿Cuál es su uso en la medicina deportiva?

La ecografía permite visualizar todas las estructuras del cuerpo humano, en particular las estructuras musculoesqueléticas. Estos son los que sufren la gran mayoría de las lesiones durante las actividades deportivas.

Así, el especialista puede identificar lesiones musculares o articulares, roturas de ligamentos etc. Con una precisión muy útil: en tiempo real y de forma dinámica.

A diferencia de las radiografías o la resonancia magnética, que son exámenes estáticos, el especialista puede utilizar la sonda para ver la localización de la lesión desde todos los ángulos, pero sobre todo puede verla en movimiento si es necesario.

Esta característica, unida a tu seguridad, permite que los ultrasonidos sean un aliado no sólo durante el diagnóstico, sino también durante el tratamiento en caso de manipulaciones o intervenciones internas.


Lesiones musculares más comunes

– Calambre: El calambre es una contracción dolorosa, involuntaria y temporal de uno o varios músculos. Es inofensivo, pero puede revelar una falta de magnesio, deshidratación o sobre entrenamiento. Si los calambres se vuelven frecuentes, es importante consultar al médico, ya que su aparición regular puede ser síntoma de patologías como la diabetes, ciertas enfermedades nerviosas o efectos secundarios de los medicamentos.

– Contractura: La contractura muscular es un tipo de calambre persistente debido a un desequilibrio en la actividad de relajación del músculo. Suele ocurrir después del ejercicio y puede durar unos días. Aunque es doloroso y a veces incapacitante, no hay daño muscular, lo que permite una rápida remisión del músculo si se respeta el reposo mientras el dolor cede.

– Estiramiento: A diferencia de la contractura, en la que el músculo no se relaja correctamente, el estiramiento muscular se refiere a un músculo que se ha estirado demasiado. En este caso, hay micro lesiones musculares, el músculo puede tardar de 4 a 7 días en curarse.

– Distensión muscular: la distensión muscular es un nivel más avanzado de lesión muscular porque afecta a un grupo de fibras musculares. Su aparición es brutal y se produce en pleno esfuerzo. Cuando un dolor muscular supera los 8 días después del esfuerzo, lo más probable es que se trate de una distensión muscular. Su aparición es una señal de alarma esencial que hay que tener en cuenta para una remisión óptima.

– El desgarro: el desgarro muscular es el accidente muscular más grave porque implica una ruptura total del músculo. Su aparición puede justificar una ecografía para confirmar el diagnóstico. A veces puede ser necesaria una operación quirúrgica. Más allá del dolor y de la inmovilización completa del músculo traumatizado, se observan rápidamente hematomas y edemas.


¿Cómo se realiza una ecografía?

La ecografía no suele requerir ninguna preparación especial (si la requiere, se indicará) y no tendrás que desnudarte por completo: el especialista sólo necesita acceder a la zona donde se encuentra la lesión.

Se puede utilizar un gel: El gel facilita la transmisión de las ondas de ultrasonido y, por tanto, el examen. Se le puede pedir al paciente que realice algunos movimientos, por ejemplo, que contenga la respiración o que realice otras acciones que permitan una mejor visualización de la zona a analizar.

El examen dura aproximadamente entre 10 y 30 minutos, el especialista suele comentar las imágenes en directo, dando algunas explicaciones y envía los análisis al médico que los solicito.

La ecografía es capaz de resolver muchos problemas de diagnósticos en las piernas, tobillos y los pies en relación con la práctica de un deporte. A menudo permite prescindir de las resonancias magnéticas o los TAC.

Se estudian continuamente las lesiones del aparato propulsor del pie, los tendones del tobillo y su sistema retinacular, los esguinces, las lesiones superficiales del esqueleto y las del antepié de los deportistas.

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    veinte + nueve =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies