Categories

Most Popular

Consejos para soportar las altas temperaturas de verano

Consejos para soportar las altas temperaturas en verano

6 consejos para afrontar el calor

En verano, las temperaturas, a veces son muy elevadas y pueden causar daños en nuestro cuerpo.

Si nuestro cuerpo sabe defenderse de forma natural, también hay formas sencillas de soportar mejor el calor y evitar así el «sobrecalentamiento».

Ten en cuenta que no son las altas temperaturas en sí las que pueden ser peligrosas para nuestro organismo, sino la diferencia de temperatura respecto a «las zonas de confort a las que cada individuo está acostumbrado».

Afortunadamente, la naturaleza está bien hecha, ya que los humanos tienen un sistema de refrigeración natural llamado homeotermia. Sea cual sea la temperatura exterior, nuestro cuerpo mantiene una temperatura constante (37°C) y es capaz de producir calor cuando lo necesita y elimina el excedente a través del sudor (traspiración).

El problema es que sudar requiere mucha energía y agua. He aquí algunos consejos para evitar los sobreesfuerzos en verano, evitar los golpes de calor y, sobre todo, poder sobrellevar mejor el calor en el día a día.

6 consejos para afrontar el calor


Bebe mucha agua

No podemos repetirlo lo suficiente: lo primero que hay que hacer cuando hace mucho calor es beber mucha agua para evitar la deshidratación. «Este consejo se aplica a niños, adolescentes, jóvenes o personas mayores que no tengan una enfermedad grave que pueda afectar a su equilibrio hídrico o a la energía de que disponen».

La sudoración, que se desencadena automáticamente con las altas temperaturas, requiere mucha agua.

A los dos litros diarios hay que añadir un litro de agua por cada hora de exposición al calor. Lo ideal es beber pequeñas cantidades a lo largo del día y no esperar a tener sed, que ya es un signo de deshidratación.

Hay que evitar el consumo de alcohol, que favorece la deshidratación, pero también las bebidas con alto contenido en cafeína (café, té) y las muy dulces (refrescos), que aumentan la secreción de orina.

Bebe mucha agua


Mantén la calma

  • Evita salir entre las 11 de la mañana y las 21:00 horas
  • Por la mañana, ventila tu casa cuando el aire esté todavía fresco
  • Durante el día, mantén las persianas cerradas e intenta, si es posible, permanecer cerca de un ventilador o en la habitación más fresca de tu casa
  • Si tienes un aire acondicionado, pasa al menos 2 o 3 horas en la habitación donde está encendido el aparato
  • Si estás fuera de casa, ponte a la sombra y, preferiblemente, lleva un sombrero o sombrilla. «Busca lugares frescos, como museos y cines, que suelen tener aire acondicionado”
  • Recomendamos humedecer regularmente el cuerpo y/o la ropa con un atomizador

Mantén la calma


Come ligero

Evite las comidas pesadas de ingerir. El gasto energético provocado por la digestión es realmente muy alto y podría competir con el gasto energético provocado por la sudoración.

  • Verduras y frutas (especialmente las crudas) y prefiérelas ricas en agua y minerales, como la sandía, las ciruelas, los cítricos o la calabaza
  • Sopas frías
  • Compotas, yogur, requesón
  • Azúcares lentos: son los que te dan energía

Come ligero


Utiliza ropa ligera

  • Elige ropa holgada que permita la circulación del aire y la evaporación del sudor, preferiblemente de materiales naturales. El algodón es un buen material porque absorbe la transpiración
  • Opta por ropa de color claro para no concentrar el calor del exterior. Olvídate del negro

Ducharse con agua tibia

Las duchas tibias o frías son una buena opción para aliviar la sensación de calor en el cuerpo.

Sin embargo, «no es necesario embrutecerse con una ducha helada, la temperatura del agua debe ser fresca para que puedas sentir que el calor abandona tu cuerpo gradualmente». Además, las duchas demasiado frías provocarán un mecanismo reflejo en el cuerpo para calentarse y, por tanto, ¡producirá más calor!

Ducharse con agua tibia


Evita el esfuerzo físico

No hace falta decirlo, pero es importante recordar que no es aconsejable hacer deporte en las horas centrales del día cuando hace mucho calor.

Nuestro cuerpo ya está siendo puesto a prueba por el calor no tolerará una actividad que requiera mucha energía.


Ayuda a conciliar el sueño

Es difícil conciliar el sueño cuando el calor es sofocante.

  • Come más ligero por la noche porque la digestión aumenta la temperatura corporal
  • Algunos alimentos como la pasta, legumbres, manzanilla, nabos y las cerezas ayudan a conciliar el sueño gracias a su alto contenido en triptófano
  • Evita beber alcohol (aumenta la temperatura corporal) y mantén una botella de agua junto a la cama
  • Una ducha tibia justo antes de ir a dormir ayuda a refrescar el cuerpo, siempre que no te seques del todo y te metas en la cama con la piel aún húmeda
  • Deja las ventanas del dormitorio abiertas para aprovechar el ligero viento que a veces se levanta al anochecer
5/5 - (24 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    3 + diez =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies