Categories

Most Popular

Cómo refrescar tu rutina de belleza en verano

Cómo refrescar tu rutina de belleza en verano

4 palabras simbólicas del verano: vacaciones, sol, playa y piscina

Estas palabras definen perfectamente esta época del año.

Sin embargo, el verano trae consigo cambios en nuestras rutinas, ya que vamos a la piscina, a la playa y tomamos el sol. Estos elementos pueden afectar nuestra piel, que está más expuesta. Para mantenerla hidratada y saludable durante las vacaciones, es necesario ajustar nuestra rutina de belleza habitual.

Los expertos en productos de salud y belleza, explican cómo el sol, la sal y el cloro nos afectan la piel y por qué debemos cuidarnos de manera diferente en verano.

Aquí tienes algunas recomendaciones para modificar tu rutina de cuidado facial y corporal durante esta temporada:

Protege tu piel del sol

Protege tu piel del sol

La protección solar es esencial para cuidar tu piel. Los rayos del sol pueden ser dañinos y causar quemaduras, envejecimiento prematuro y aumentar el riesgo de cáncer de piel.

Para protegerte, usa protector solar con un factor de protección alto, cubre tu piel con ropa adecuada y evita la exposición al sol durante las horas de mayor intensidad.

Utiliza protector solar y reaplica con frecuencia, especialmente después del baño. Elige productos con filtros UV que protejan de los rayos UVA y UVB, ya que la radiación solar puede causar daños en la piel.


Hidratación extra

Hidratación extra

Después de un día en la playa o la piscina, es importante ducharse para eliminar los residuos de sal, arena, cloro o protector solar.

Utiliza un gel de ducha suave y con propiedades hidratantes para ayudar a la piel a recuperar la hidratación perdida.


Aftersun en lugar de crema hidratante

Aftersun en lugar de crema hidratante

Después de la ducha, utiliza un aftersun en lugar de tu crema corporal habitual. Estos productos están diseñados para hidratar en profundidad y calmar la piel expuesta al sol, ayudando a combatir los efectos de los radicales libres y prolongando el bronceado.


Limpieza facial adecuada

Limpieza facial adecuada

Lava bien tu rostro por la mañana y por la noche para eliminar la suciedad y los residuos acumulados durante el día.

Utiliza tónicos, serums y cremas hidratantes, además de protector solar durante el día.


Incorpora antioxidantes

Incorpora antioxidantes

Añade antioxidantes a tu dieta y busca productos de belleza enriquecidos con nutrientes como la vitamina C y la coenzima Q10. Estos antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres generados por la exposición solar y contribuyen a la regeneración de la piel.


Exfoliación regular

Exfoliación regular

Dedica tiempo cada semana para exfoliar la piel y eliminar las células muertas, estimulando la circulación y promoviendo la renovación celular. Evita la exposición directa al sol después de la exfoliación y adapta la frecuencia según tu tipo de piel.


Cuida tu cabello

El sol, la sal del mar y el cloro de la piscina también pueden afectar la salud de tu cabello. Protege tu melena usando productos específicos para el cuidado capilar en verano, como acondicionadores y protectores solares para el cabello. Además, evita el uso excesivo de herramientas de calor, como secadores y planchas, para minimizar el daño.


Mantente hidratado

Cuida tu cabello

Además de cuidar tu piel externamente, recuerda mantener una hidratación adecuada desde el interior. Bebe suficiente agua para mantener tu cuerpo y tu piel bien hidratados, especialmente en los días calurosos.


Alimentación equilibrada

Una dieta saludable y equilibrada también contribuye a mantener una piel radiante. Incorpora frutas y verduras ricas en antioxidantes, como arándanos, fresas, espinacas y zanahorias, que ayudan a proteger y nutrir tu piel desde dentro.


Descanso y cuidado personal

Aprovecha el verano para descansar y dedicar tiempo a cuidarte. El descanso adecuado, el sueño reparador y la red

Mantente hidratado

ucción del estrés son fundamentales para mantener una piel saludable y radiante. Disfruta de momentos de relajación, practica actividades que te gusten y asegúrate de tener tiempo para ti.


Protección adicional

Además del uso de protector solar, considera utilizar ropa adecuada, como sombreros de ala ancha y gafas de sol, para proteger tu piel y tus ojos de los rayos solares. Evita la exposición prolongada al sol durante las horas de mayor intensidad (generalmente de 10 a.m. a 4 p.m.).


Consulta a un especialista

Si tienes alguna preocupación específica acerca del cuidado de tu piel durante el verano, no dudes en consultar a un dermatólogo o a un especialista en belleza. Ellos podrán brindarte recomendaciones personalizadas y orientación profesional para cuidar tu piel de manera efectiva.

Recuerda que cada persona es única, por lo que es importante adaptar estas recomendaciones a tus necesidades individuales. Disfruta del verano mientras cuidas tu piel y mantienes una rutina de belleza adecuada para esta temporada.

Modifica tu rutina de belleza durante el verano para proteger tu piel de los efectos dañinos del sol, la sal y el cloro, manteniéndola hidratada y saludable. Recuerda que estos consejos son especialmente relevantes en los meses de calor, pero muchos de ellos se pueden aplicar durante todo el año.

4.9/5 - (46 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    diecinueve − 17 =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies