Categories

Most Popular

Botox o ácido hialurónico ¿Cuál elegir?

Botox o ácido hialurónico ¿Cuál elegir?

Ventajas de Botox y el ácido hialurónico

La mayoría de las personas quieren sentirse bien consigo mismas, deciden prolongar su juventud mediante inyecciones. El Botox al igual que el ácido hialurónico son sustancias que se utilizan activamente en la medicina estética para eliminar las arrugas. Pero ¿Cuáles son las diferencias entre ellas?

Botox

El Botox es conocido en la comunidad médica como toxina botulínica. Es una neutrotoxina inactivada que estimula el botulismo. Cuando se utiliza en pequeñas dosis, es perfectamente seguro para la salud.

Según, Dra. Bonina, clínica medicina estética en Madrid, explica que el Botox es una sustancia se ha generalizado en la lucha contra los cambios relacionados con la edad. Cuando se inyecta bajo la piel, el Botox tiene un efecto relajante sobre los impulsos nerviosos. De este modo, limita la movilidad de las expresiones faciales, permitiendo eliminar las arrugas y prevenir su aparición.

Las inyecciones de toxina botulínica se realizan con mayor frecuencia en la zona nasolabial, en el entrecejo, alrededor de los ojos e incluso en el escote. El Botox se diseñó originalmente para tratar enfermedades neurológicas. Alivia los espasmos y los tics nerviosos.

Los beneficios de esta sustancia incluyen:

  • No se necesita cirugía
  • El procedimiento es muy rápido
  • Resultado de alta calidad
  • Sin dolor

Para mantener el resultado, el procedimiento debe realizarse regularmente.

Antes de realizar el procedimiento de rejuvenecimiento, debes familiarizarte con las contraindicaciones. Esto te ayudará a protegerte de los efectos secundarios.

El Botox está prohibido en los siguientes casos:

  • Trastornos neurológicos
  • Presencia de tumores malignos
  • Debilidad muscular
  • Procesos inflamatorios
  • Enfermedades víricas
  • Hemofilia

Botox


Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un material natural. A una edad temprana, el cuerpo lo produce por sí mismo. Junto con el colágeno, es el principal bloque de construcción.

La función principal del ácido hialurónico es retener la humedad en las capas inferiores de la piel. A medida que envejecemos, su nivel desciende considerablemente. En medicina estética, el ácido hialurónico se utiliza como base para los rellenos mediante inyección bajo la piel. La demanda del procedimiento se debe a la eliminación inmediata de la laxitud de la piel en las zonas problemáticas.

Los beneficios del ácido hialurónico incluyen:

  • Resultados rápidos
  • Hipoalergénico
  • Normalización del equilibrio hídrico natural de la piel
  • Excreción suave de la sustancia del cuerpo
  • Riesgo mínimo de efectos secundarios
  • Capacidad de uso a cualquier edad

Debido al origen natural del ácido hialurónico, es ideal para absolutamente todo el mundo.

No se puede realizar el procedimiento en los siguientes casos:

  • Patología de la coagulación de la sangre
  • Período de embarazo y de lactancia
  • Epilepsia
  • Procesos inflamatorios en la piel de la cara
  • Enfermedades oncológicas

Ácido hialurónico


¿En qué se diferencia el Botox del ácido hialurónico?

¿Qué elegir, Botox o ácido hialurónico para las arrugas? Esto va a depender de tu propósito.

La diferencia fundamental radica en el método de exposición a la piel. El ácido hialurónico no sólo proporciona elasticidad, sino que también elimina la sequedad y refresca la piel. Además, con su introducción, se conservan las expresiones faciales.

El Botox se utiliza directamente para bloquear los impulsos nerviosos. Evita las contracciones musculares, con lo que se eliminan las arrugas. La toxina botulínica se inyecta en músculos específicos.

El ácido hialurónico puede sumergirse en diferentes capas de la epidermis. Endereza su estructura y llena el vacío. La exposición superficial se denomina mesoterapia. El proceso por el que la sustancia penetra en las capas intermedias se denomina biorretroalimentación. Las inyecciones en las que se inyecta ácido hialurónico en profundidad bajo la piel se denominan rellenos.

Tanto la toxina botulínica como el ácido hialurónico se disuelven con el tiempo. La duración del efecto depende no sólo de los productos elegidos, sino también de las características individuales de cada organismo. El efecto de los rellenos dura una media de 1 año. El Botox debe renovarse cada 4-6 meses.


¿Cómo hacer la elección correcta?

Tras consultar con un especialista, debes decidir qué fármaco aplicar. Depende mucho del tipo de arrugas que tengas que tratar.

Los pliegues dinámicos se forman como resultado de la expresión facial activa. Se localizan principalmente en el entrecejo, alrededor de los ojos y la boca. Si te inyectas ácido hialurónico en la zona de las arrugas dinámicas, se formará un montículo en este lugar.

Antes de determinar si te inyectas Botox o ácido hialurónico en la frente, hay que determinar la causa de los defectos. Si son causadas por una mayor sequedad de la piel, es mejor utilizar ácido hialurónico.

A las personas maduras con expresiones faciales activas se les recomienda el uso de Botox. El ácido hialurónico también puede utilizarse para corregir el contorno facial y eliminar la asimetría.


Busca asesoramiento experto

Los expertos en medicina estética recomiendan abordar la elección de la medicación de forma individual. En algunos casos, una combinación de inyecciones de Botox con rellenos será una mejor opción. El ácido hialurónico puede utilizarse para el aumento de labios, la remodelación facial y la hidratación.

Las mujeres a menudo preguntan si se debe utilizar Botox o ácido hialurónico para los pliegues nasolabiales, en cuyo caso un relleno será la mejor opción.

Hay muchos productos en el mercado que contienen ácido hialurónico. Tras la inyección, los pliegues desaparecen y la piel de estas zonas se tensa.

Otra ventaja del procedimiento es que la piel se satura de humedad. Esto reduce la probabilidad de que aparezcan nuevas arrugas en la zona. Después de 3 a 6 meses, el fármaco se disuelve completamente sin afectar negativamente a la salud.

Antes de visitar a una clínica estética, es necesario estudiar cuidadosamente los comentarios sobre ella. Se recomienda buscar certificados que confirmen la cualificación del especialista. En la fase de consulta, debe excluirse la presencia de contraindicaciones. Cualquier enfermedad crónica debe ser comunicada al profesional antes del procedimiento. Se desaconseja a las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia someterse a este rejuvenecimiento.


Conclusión

La decisión sobre el Botox o el ácido hialurónico (que es mejor utilizar para eliminar las arrugas) no la toma el propio paciente, sino el profesional.

La preparación para el procedimiento implica no sólo la elección del fármaco, sino también un análisis del estado general de salud. Con el enfoque adecuado y la clínica estética elegida el resultado será positivo.

4.7/5 - (22 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    8 + dieciocho =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies