Consejos de bienestar para el 2019

En 2019, hagamos que la decoración del hogar sea parte de nuestra rutina de bienestar

© MARISA GIMENO / Redacción HEALTHYCLUB

Hace varios años, experimenté una situación de vida tóxica que me enseñó una lección duradera en particular: la salud del entorno de mi hogar tiene un impacto directo y bastante profundo en mi bienestar general.

Desde entonces, he convertido en una prioridad esforzarme por convertir mi hogar en un lugar con un ambiente que me permita dejar el estrés en la puerta cuando llego. Mi piso es mi santuario personal, lleno de plantas, libros, buena música y buenas vibraciones.

Dejando a un lado la evidencia anecdótica, la ciencia nos dice que realmente existe un vínculo sustancial entre nuestra salud mental (y física) y nuestro entorno diario.

Piénsalo: todo, desde la calidad del aire hasta el desorden que nos rodea, puede afectar a la forma en que nos sentimos en un día determinado. La buena noticia es que construir un ambiente más saludable no tiene por qué ser complicado o costoso. A continuación, encontrarás seis consejos simples para crear un espacio más orientado hacia conseguir nuestro bienestar para este 2019.

Simplifiquemos

La investigación nos dice que mantener un espacio limpio y minimalista puede tener un impacto paralelo en nuestro cerebro: nuestros niveles de estrés se desploman y nuestra mente se siente más clara y organizada.

O piénsalo de esta manera: “Nada vive para siempre“, dice Lili Pettit, organizadora profesional. “Nada. Mientras más cómodo te sientas con la idea de perder todo, más valor le das a los placeres simples de la vida“. Interesante, sencillo y verdadero ¿no?

Participemos en un ‘ritual del olor’

Ya sea que prefiramos el ambiente que genera la evaporación de aceites esenciales, el incienso, el palo santo o las velas de lujo, o todas las anteriores, en mi caso, el aroma es una manera realmente fácil de ampliar la base de hogar limpio y relajado y hacerlo nuestro y personal. Además, ciertos aromas están científicamente probados para conseguir mejorar nuestro estado de ánimo, disminuir nuestros niveles de cortisol, entre otros muchos beneficios.

Purifiquemos el aire

Importante tomar nota: cuando la contaminación es parte de nuestra vida diaria, es importante ser proactivo sobre el aire que respiramos. Soy gran fan de un buen purificador del aire, un electrodoméstico que controla la calidad del aire purificándolo.

Creemos una ‘esquina del santuario’

Ya sea que estemos solos o compartamos nuestro hogar, por ejemplo, con cuatro compañeros de habitación, debemos hacer el mejor esfuerzo en designar un refugio acogedor para nosotros mismos, incluso si solo es un rincón de nuestra habitación. Este será el lugar de referencia cuando los niveles de estrés sean altos o solo necesitemos un poco de claridad.

Equipa tu lugar con una almohada de base acogedora, un perfume ambientador, un diario, o cualquier otra cosa que te haga sentir realmente zen.

consejos para una casa saludableAsegúrate de que tus sábanas estén a punto

Este parece un detalle obvio y poco importante pero no es así, 8 horas durmiendo son muchas horas para no tenerlo en cuenta, la temperatura de nuestro cuerpo juega un papel muy importante en la forma en que dormimos y descansamos adecuadamente por la noche, por lo que es importante elegir sábanas que eviten el sobrecalentamiento. Opta por el algodón o el lino ya que estos tejidos tienden a ser los más transpirables y nos mantendrán en unos niveles de temperatura confortables.

Añadamos plantas

Para mí, este es un aspecto vital. Los beneficios de crear una “jungla interior” son enormes, desde conseguir disfrutar de un aire más limpio hasta tener un mejor estado de ánimo positivo.

Cuando respiras, tu cuerpo toma oxígeno y libera dióxido de carbono. Durante la fotosíntesis, las plantas absorben dióxido de carbono y liberan oxígeno. Este patrón opuesto de uso del gas hace que las plantas y las personas sean socios naturales. Agregar plantas a los espacios interiores puede aumentar los niveles de oxígeno. Por la noche, la fotosíntesis cesa, y las plantas normalmente respiran como los humanos, absorben oxígeno y liberan dióxido de carbono. Unas pocas plantas, orquídeas, suculentas y bromelias epífitas, hacen todo lo contrario, absorbiendo dióxido de carbono y liberando oxígeno. Coloca estas plantas en las habitaciones para refrescar tu aire durante la noche.

Además, los estudios de diferentes universidades de ingeniería agrícola documentan que el uso de plantas en espacios interiores disminuye la incidencia de piel seca, resfriados, dolores de garganta y tos seca. Y vale la pena señalar que las plantas son un hogar altamente apto para enseñar por Instagram. Ahí lo dejo.

Consejos de bienestar para el 2019
5 (100%) 12 votos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: